La Coctelera

...42

He de reconocer que nada se siente nuevo de momento,

salvo un ligero dolor de espalda,

quizás abusé de la caminata pascuera,

no son ya tan dulces

mis retoños...

La vida,

que gira cada vez más deprisa,

me regala sus risas,

pero también sus peleas...

vuestras publicaciones,

pero también nuestra distancia...

su amor infinito, 

pero también sus ausencias...  

Ves?,

una de cal y otra de arena,

es así, o debiera,

para que todo gire con la inercia necesaria,

con la fluidez rutinaria de quien

se deja llevar cada día por sus pies,

sin despegarlos del suelo,

porque la cabeza se empeña en volar,

y cuanto más viejos... más cabezotas...

Tanto texto, tanto verso,

tanto ir y venir de palabras,

tanta risa, tanto llanto,

tanto monta, monta ...

que no!, Fernando, esta vez,

no hay rima...

Esta vez llego asonante, arrítmica,

para algunos, cómo no, arrogante...

no se puede contentar a todo el mundo...,

ni se quiere..., para qué, le quita chispa!

qué harías tú si nada te fuese distante?

yo no amplío más...

tu verás, seguro que alguien se crispa...

Y no voy a hacer balance...

estoy tan a gusto con mi activo y mi pasivo...

en el debe tengo aquel que bien me quiere,

rebosante, por cierto, qué divino!

al haber todo aquel que queda en trance,

sin lograr que me quite lo vivido...

porque eso sí,

quién me fue fiel y conservó sus archivos,

sabe bien que me quedé, cóctel en mano,

suspirando por sus puntos suspensivos...

... y paso a paso...

 

Qué es andar sino avanzar paso a paso por la vida,

asumir lo que encontramos,

aprender de lo que erramos...

Disfrutar lo que al respirar inunda nuestra alma,

aunque a veces nos haga toser alguna que otra mota de injusticia...

 

Qué pasaría si un día nos sentamos,

nos paramos a ver pasar a los que siguen caminando,

atentos únicamente al movimiento de otros cuerpos,

sin mediar palabra,

solamente observar, sin sentir, sin respirar...

 

Pues cuando quisiéramos seguir,

seguramente la distancia sería tan grande,

que la experiencia de los demás opacaría nuestras aspiraciones,

y moriríamos de ansiedad, por conseguir lo que aquellos que no cesaron,

ganaron o perdieron en el camino...

 

No es mejor quedarse en el diván, confesando nuestros logros.

Avanzar un paso más, y otro y otro,

me hará fuerte, y me unirá al resto, ganando o perdiendo la batalla,

pero al final viviendo, que para eso andamos,

para seguir existiendo...

 

(Dedicado a mi amigo Màxim, por su cumpleaños.)

Mi sillita de pensar...

 Pues por aquí de nuevo, ya han pasado tres años desde esto...

http://calalola.lacoctelera.net/post/2008/06/22/ya-estamos-graduados

y no podía ser menos... En esta ocasión Ricardo fue el homenajeado junto con sus "compañeros de promoción"... qué ricos!...

Tuvieron su fiesta, su regalo y cómo no, unas palabritas escritas de Calalola...como en aquella ocasión...  

 

 

 

 

Han pasado tres años, ¡ya ves!, ¿quién lo diría...?

Aún recuerdo esa fila torcida de un septiembre gris...

Unos lloran, otros caen por entrar muy deprisa,

Otros giran su cara buscando al que les dejó allí.

 

¡Qué bonito es el cole! - me dicen cada mañana.

¡Ya verás qué bien te lo pasas! - insiste mamá.

Pero a mí no me encaja tener que cambiar mi peluche,

Por el rubio de la última fila que quiere luchar...

 

Van pasando los días y creo, me voy acostumbrando.

Mi carita esboza sonrisas contra mi voluntad...

                                                No es que no me divierta con ellos, es que... ¡yo soy más alto!

¿No ves que tengo más fuerza y corro mucho más?-

 

Si la armo, para mi desdicha, me estás esperando...

En aquel rincón de la clase vigilas sin piedad...

Y la profe me indica en un gesto, sobran las palabras,

Que me quede contigo un ratito, pues me ayudará.

 

Han pasado tres años y un día, como en una condena.

Y la fila torcida se rompe para no hacerla más,

¡Hay que irse!, atrás queda esta escuela, ¡Ya somos mayores!

Ya ves qué tontería, como aquí, nada será igual...

 

Me lo dijo mi madre que un día también fue una niña,

Me lo dice mi hermana, que incluso, pasó por aquí,

Y lo siento aquí dentro muy fuerte, y eso que aún no me he ido...

Que te voy a extrañar, es tan cierto, como que un día nací.

 

¿A que nadie te dedicó nunca una poesía?

Me parece que es ahora el momento de rectificar.

Pues has sido una pieza importante al lado de Carmen

En su ardua tarea de educarnos sin dejar de jugar.

 

Me llevo en el recuerdo canciones, fotos y dibujos.

Además de a mi Seño, a quien nunca podré olvidar.

Y todos los ratitos que juntos pasamos charlando,

Esos sabios consejos de mi SILLITA DE PENSAR.

 

 

Gracias Carmen por estos 6 años.

no nos conocíamos...

No nos conocíamos,

pero jamás nos olvidamos

el uno del otro,

palabras al vuelo,

inventaron un juego

encadenando mil sentimientos,

sin manos ni ojos,

la música unió dos corazones

con sendos cerrojos...

No nos separamos,

pero cada uno siguió su camino

sin despegarnos,

lejos del acecho,

encontramos juntos

el justo equilibrio,

el latido en el pecho,

sudor frío en las manos,

el miedo en el cuerpo,

la risa en los ojos al reencontrarnos,

no nos sirven las fiestas

ni viandas de besos,

ni abrazos con calma,

se ofrecen a escondidas

solo en nuestros sueños

solo en nuestras almas.

No nos añoramos,

y juntos lloramos

cada segundo que nos separaba,

deseos etéreos,

mensajes ausentes

de frases valientes,

tan solo palabras,

cuanto más me acerco,

mas siento que te pierdo

y al tiempo te ruego,

esa puerta no abras...

No nos conocíamos,

pero jamás nos olvidamos

el uno del otro...

 

Por la amistad...

Seguramente algunas de las cosas que me han sucedido este año, debieran ser borradas de mi mente. Pero si eso ocurriese, quizás corra el riesgo de perder la sabiduría que te regala la vida y la emoción de este viaje... Prefiero encontrarte de repente, que desesperar si te retrasas a la cita..., despertar con el sabor de un buen sueño contigo, que no dormir buscando el fallo que acabó con nuestro tino....
Brindo pues, porque contigo, me vuelva a equivocar, será precioso, si tú me perdonas, que lo volvamos a intentar.
Por la amistad. ¡¡¡Feliz 2010!!!

Feliz Navidad!

Casi me da vergüenza aparecer por aquí, después de tanto silencio. Gracias a todos los que habéis seguido visitando esta página, porque he visto que el contador ha seguido subiendo.

En estos meses he andado muy liada, y sin casi tiempo para mí, o sea, para este rincón que tantas y tantas veces me sirvió de escape.

Como propósito del nuevo año, tengo en mi listita retomar este blog, porque es parte mía, y no me gustaría que quedase así, roto sin más explicación.

Sin otra cosa dejaros  mi felicitación de este año, ( hasta para ella andé con retraso...) y mis mejores deseos.

 

 

 

Porque la vida sigue,

pese a tantos vaivenes,

porque el sol sigue arriba,

aunque hoy vuelva a llover...

 

Porque hay tantas sonrisas,

porque hay tantos placeres,

que lo que se ha perdido,

hay que dejarlo correr...

 

Tiempo de hacer balance,

de encontrar un motivo,

esa escusa perfecta,

para algo retomar...

 

De acercarte a ese amigo,

de llamar a esa puerta,

de acabar esa carta,

de volver a empezar...

 

Hoy quiero desearte,

lo mejor en la vida,

lo mas dulce en tus sueños,

y el más cálido hogar...

 

nada puedo comprarte,

ni a distancia besarte,

pero cerrar los ojos,

un momento podrás,

 

y extender los dos brazos,

respirar muy profundo,

que hasta puedas sentirme,

yo soy La Navidad.

 

andamos de cambios...

.

Cambios de horario,

cambios de fruta,

de vestuario.

 

Cambios de hábito,

de tonalidades,

de aniversarios.

 

Cambios de gestos,

de tinte,

cambios de apresto.

 

Cambios de ideas,

aunque te resistas,

quieras o no quieras...

 

Cambios de parada,

de boca de metro,

de itinerario.

 

Cambios de mando,

cambios de puesto,

cambios de salario.

 

Cambios de blog,

cambios de stock,

de vocabulario...

 

Cambio de puntos,

si son suspensivos,

mis beneficiarios...

 

Cambios de book,

cambios de look,

pero niégate al cambio,

 

que te impida ser tú,

por mejor que parezca,

la pieza de recambio...

 

 

septiembre...

Septiembre... como "volver",

significa eso...,

la rutina, la costumbre, el regreso,

la caricia, la sonrisa, un beso...

 

de bienvenida..., de ¿qué pasó?,

de ¿me olvidaste?...,

de ¿dónde fuiste?, de sigo aquí,

¿no le encontraste?,

almas ya extrañas, que aunque se ven,

no han de tocarse...

 

Septiembre...sofocador,

con su calor intermitente,

con su apatía, y su atardecer,

mece las noches, con su relente...

 

rocío fresco de amanecer,

que ahora me hiela...

cuando tus cartas vuelvo a leer,

no me consuela,

que me desees que sea feliz,

sin que lo veas...

 

y si te dijera,

que me conformo con muy poquito,

que son ganas de salir de este "bucle"...

de perderme mirando al infinito,

de cantar con la pluma del alma,

de llorar con dolor "del bonito"...